5 de septiembre de 2014

DIRECCIÓN POR COMPROMISO

EL COMPROMISO COMO MODELO DE DIRECCIÓN

                                                 
 ¿En qué consiste la dirección por compromiso?

La dirección por compromiso se basa en la confianza y la credibilidad de todas las personas que componen una organización, personas capaces de merecer confianza, dentro de organizaciones creíbles y capaces de generarla por si mismas.

Pero para aplicar este modelo, las personas que componen la empresa, deben ser profesionalmente competentes, responsables y con un alto grado de motivación por su trabajo, que pongan todo su empeño en hacer las cosas bien para conseguir los objetivos previamente marcados por la dirección.


La clave consiste en conseguir que tanto directivos como colaboradores, aporten actitudes y conductas eficaces y positivas.

Por otro lado, las organizaciones deben generar credibilidad y confianza, poniendo todo su empeño en ofrecer a los clientes (intenos y externos), y a la sociedad, productos y servicios de calidad, a un precio justo de mercado y de forma rentable, que le permita garantizar la superviencia, al mismo tiempo que procuren el bienestar y el desarrollo de su personal, aprovechando todos los recursos de que dispongan de forma óptima para competir en el mercado.

La relación de compromiso entre la organización y las personas que la componen debe basarse en la confianza como elemento clave para hacerla posible. Si no existe confianza, surgen recelos que impiden la cooperación y sin ésta no es posible el compromiso.

VENTAJAS DE SU INSTALACIÓN

Instalar en la empresa un modelo de dirección basado en el compromiso nos proporciona una serie de ventajas:

  • Pone de relevancia el papel de las organizaciones dentro de nuestra sociedad.
  • Realza los valores humanos, sociales, y éticos en la empresa. 
  • Promueve el desarrollo natural de las personas y de la organización, ya que optimiza las capacidades, recursos y todo el potencial existente.
  • Enriquece un marco de desarrollo sostenible, ya que contribuye en gran medida a la eficacia y el bienestar de las personas, pilares de la organización.
  • Gestiona eficazmente la retroalimentación del compromiso, ya que si queremos que nuestros trabajadores se comprometan, necesitamos organizaciones comprometidas desde el inicio.
  • Contribuye a la consecución de los objetivos económicos y sociales de la empresa, alineándolos con los propios de las personas que integran la compañía.
  • Aporta mayor valor al trabajo y pone hincapié en el protagonismo de los miembros, como motores de su funcionamiento,.
  • Pone de relevancia la confianza como el hilo conductor del compromiso.
  • El compromiso se conjuga por igual entre los accionistas implicados, los clientes, proveedores, y trabajadores, involucrando de forma indirecta a los grupos de interés externos a la compañía.
En definitiva, este modelo de dirección conlleva ineludiblemente creer en el trabajo bien hecho y en las personas que aportan un valor necesario, no solo para la economía, sino también para la sociedad.

Pero para su correcta implantación, es imprescindible la implicación de la alta dirección, sin su convencimiento, apoyo y dedicación nos resultará altamente difícil su puesta en marcha, limitándose a iniciativas esporádicas de equipos de trabajo con limitación a su ámbito de aplicación, sin que la idea fluya al resto de la empresa, y por lo tanto sin impacto global, resultando  el proyecto condenado al fracaso.
Perfil del trabajador comprometido


* Trabaja en equipo y genera tranquilidad y compenetración
* Pone su esfuerzo en lo que hace y se involucra en los proyectos
* Es responsable
* Posee iniciativa y propone alternativas
* Motivado hacia el trabajo que realiza
* Orientado a la eficacia y los resultados
* Marcado afán de superación y mejora constante
* Orientado hacia resultados


Perfil de la organización comprometida
  •  Estudia, implanta y desarrolla un sistema de comunicación eficaz, basado en la interrelación, el dialogo y la empatía.
  • Empty Boardroom Valora, apoya y respalda las decisiones tomadas por los equipos de trabajo.
    Reconoce el esfuerzo y resalta los logros.
  • Establece las condiciones necesarias para generar autonomía y fomenta la participación de los miembros en la toma de decisiones.
  • Concreta iniciativas, hace saber al trabajador lo que espera de él y negocia los objetivos de acuerdo con la estrategia empresarial.
  • Fija las normas de desarrollo personal, con planes de carrera y formación.
  • Posee una marcada cultura organizativa, con altas dosis de ética, tendentes a la canalización de las emociones de las personas.
  • Vela por las políticas de RRHH, buscando la equidad y dignidad de las personas y estableciendo un sistema de compensación justo.


En resumen, cuando nos referimos a organizaciones comprometidas, estamos hablando de compañías orientadas a la eficacia y al bienestar de todos sus miembros, pero sobre todo, son empresas con un alto índice de credibilidad, ética y socialmente responsables, a las que el mercado le aplica un alto índice de confianza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.