12 de enero de 2015

COMO DISFRUTAR DE UN TRABAJO QUE NO TE GUSTA

El fin de semana está llegando a su fin y se te hace inevitable pensar que al día siguiente tienes que volver al trabajo, pensarlo hace que te cambie el humor, cayendo en un estado de desazón. Si te sientes identificado con esta sensación querido lector, no representas un caso aislado, desgraciadamente son muchas las personas que experimentan lo mismo.

Dicho lo anterior y siendo conscientes de que es un "mal" bastante generalizado, no podemos permitirnos caer en el victimismo ya que de la actitud que mantengamos ante dicha situación, dependerá directamente nuestro bienestar psicológico, afectando de forma positiva o negativa en nuestra vida diaria.

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo, por lo que debemos buscar la forma de que éste, nos aporte sensaciones positivas. Jean Paul Sartre decía: "La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer ser lo que se es". Aprender a aceptar nuestro trabajo y nuestra vida en general, apreciando sus puntos positivos en mayor grado que los negativos, son la clave para encontrar el equilibrio.

Pero, ¿Cómo podemos disfrutar de lo que hacemos si ello no nos agrada a priori?

Evidentemente lo ideal es disfrutar con nuestro trabajo, que por nuestro empleo recibamos una compensación justa, que nos aporte y al que aportemos valor, y que nos haga crecer; si, esto es el ideal de todo individuo en el campo profesional, pero mientras atravesamos la autopista que nos lleve a nuestro destino final, debemos disfrutar de lo que hacemos, porque de alguna manera, está completando nuestro enriquecimiento como persona, de forma que cuanto más valor pongas en lo que haces, mayores serán los beneficios que obtengas, recibidos en gran medida en forma de retribución emocional, y eso, no nos engañemos, no tiene precio.

Pasamos gran parte de nuestra vida trabajando, por lo que debemos disfrutar de cada momento, quejarse no sirve de mucho, más bien de nada y solo retroalimenta nuestra sensación de frustración, así pues, arriésgate, y comienza a experimentar el cambio.

Algunas claves que pueden ayudar a que seamos más felices con nuestro trabajo son:

  • Intentar ser productivo. Cada jornada nos da la oportunidad de hacer cosas productivas. Cuando haces algo que te parece provechoso en tu trabajo, aumenta el sentimiento de bienestar, las cosas parecen tener más sentido. Aunque el trabajo sea monótono, seguro que puedes encontrar oportunidades de hacerlo más enriquecedor. Mejora los procesos, organiza los recursos, propón nuevas ideas.
  • Aprender de lo que te rodea. Relaciónate con tus compañeros, aprende a conocerlos e intenta convivir en armonía con ellos, sacando lo mejor de cada uno , siempre habrá personas de las que aprendas cosas nuevas, que te enriquezcan como individuo y te hagan ver puntos de vista distintos.
  • Colaborar con los demás. Presta tu ayuda en la empresa, involúcrate más en tu trabajo y en el de los demás, ya que la colaboración suma experiencias y te hace partícipe de otras áreas y otros conocimientos, ser amable y servicial te hará sentirte mejor contigo mismo y alimentará un ambiente de trabajo más feliz. Si quieres conocer mejor a tus compañeros lee -compañeros de trabajo.-
  • Aprender a gestionar a las personas tóxicas. Son personas que no te aportarán nada bueno y menos si son tus jefes, lee - jefes tóxicos -, si quieres saber más al respecto.
  • Buscar nuevas formas de hacer tu trabajo. Pon en funcionamiento tu creatividad, mejora tu entorno con nuevas alternativas, la monotonía es el mayor enemigo de la felicidad. Si quieres nuevos resultados no sigas haciendo lo mismo. Plantéate cada día como un nuevo reto y tus días tendrán nuevo sentido.
  • Cuidar tu aspecto. Acude a tu trabajo con la mejor versión de ti mismo, sentirse "guapo" sube automáticamente la autoestima y afrontarás la jornada de trabajo con una mayor motivación.
  • Prohibido quejarse. Si eres de esos que todo el día se quejan de algo, conseguirás que la gente te rehuya, no te envenenes a tí mismo y no contamines a los demás, todos saldréis ganando. Si algo te molesta, intenta cambiarlo o busca la solución para ello, conseguirás que la gente te vea mucho más interesante y atraerás la positividad.

No dejes que tu vida se amargue por un trabajo que no te gusta, solo es un trabajo y tu vida está llena de otras muchas cosas. Toma una decisión e invierte en tu propio bienestar, no cuesta tanto, y una vida con buen humor, siempre supone una vida más rica, instálate en el pensamiento de hacer las cosas de la mejor forma posible, aportando lo mejor de tí, el cambio puede ser espectacular y las personas que te rodean te lo agradecerán. Genera un ambiente feliz con todo lo que haces y conseguirás una vida con mayor plenitud.

Aunque inicialmente una tarea te parezca negativa, siempre hay algo bueno en todo lo que haces, porque si mejoras la realidad en la que habitas, aumentarás tu bienestar, no solo profesional, sino también personal.

Cada día tienes la oportunidad de empezar algo nuevo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.