25 de agosto de 2015

EMPRESA, TRABAJO Y MIEDO

¿Tienes miedo?

¿Tienes miedo en el trabajo?

"No es valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo". Nelson Mandela.


El miedo lo sentimos todos. Se nace con él, y lo necesitamos como medida de defensa ante posibles amenazas. Tiene su base biológica para nuestra propia protección, pro cuando se distorsiona, puede debilitarnos, mermar nuestras habilidades y paralizarnos, inhibiendo nuestra capacidad de tomar decisiones.

El miedo no solamente provoca efectos devastadores sobre el individuo que lo padece, sino que puede afectar al clima laboral de toda la organización.

Expertos en estrategia empresarial coinciden en que, para que los integrantes de una organización, puedan trabajar eficazmente alineados con los objetivos de la empresa, es necesario eliminar el miedo, que frena la creatividad y el talento, además de dinamitar la motivación.

¿Por qué tenemos miedo?

Muchas veces, el miedo y la motivación están íntimamente relacionados, pero no tienen la misma presencia dentro de la empresa. Mientras el miedo permanece en el día a día en la organización, la motivación provoca mucha inquietud en los directivos; sin embargo, sustentan dos caras de una misma moneda.

  • Quien está muy orientado al logro posiblemente huirá del fracaso
  • El que necesite sentirse integrado en el grupo, le aterrará el rechazo o la soledad
  • A quien le motive influir, la pérdida de poder será su mayor temor.

A los temores anteriores, hay que añadir otros de vital importancia: el miedo a la no supervivencia en la empresa, al cambio, a un equipo directivo difícil, a no estar a la altura de las circunstancias, a no integrarte en tu grupo de trabajo etc. Y si tuviéramos que seleccionar un miedo estrella en las compañías, el premio se lo llevaría el miedo al fracaso.


" El miedo es el principio de la derrota y la madre del fracaso"

Sea cual sea la razón por la que tenemos miedo, debemos ser capaces de afrontarlo. El miedo se apoderará de ti cuando no seas capaz de separarlo de tu propio yo, y poner distancia, aplacará el sentimiento negativo.

Este sentimiento negativo condiciona el razonamiento, ralentiza el ritmo de trabajo y afecta considerablemente a las relaciones que mantenemos con los demás, modificando nuestro propio comportamiento.

Pero, este sentimiento no es único en las personas. Una organización instalada en el miedo, no solamente estará obsoleta ante el nuevo paradigma socioeconómico, sino que le impedirá la necesaria adaptación a los cambios del mercado, limitando así su capacidad de innovar. Una organización temerosa está amenazada de muerte, ya que su desaparición será inevitable, más tarde o más temprano.

Eliminar el miedo en las organizaciones es fundamental

  • Debemos apostar por el talento
  • Comunicar y generar espacios participativos
  • Crear valor
  • Fomentar el conocimiento
  • Liderar más que dirigir
  • Trabajar todos con esfuerzo para el beneficio conjunto

Si basamos la seguridad en lo que tenemos, tendremos más miedo que si la obtenemos de lo que somos.

Y tú, ¿que harías si no tuvieses miedo?... Pues hazlo


1 comentario:

  1. muy buena y una buena sensibilidad para aquellos que tienen miedo al cambio de una empresa

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.