28 de abril de 2016

NO DEJES QUE EL TRABAJO TE AMARGUE LA VIDA

¿Que papel juega el trabajo en nuestra felicidad?
La respuesta es ambigua. Para algunos, el trabajo es el pilar fundamental de su felicidad. Las personas sin empleo, afirman sentirse infelices por su situación, pero curiosamente, no siempre el trabajo da la felicidad, existen muchos trabajadores, que achacan todos sus males al entorno laboral, su puesto, o sus relaciones con los compañeros.

Lo que supone una evidencia constatada, es que el trabajo juega un papel muy importante en nuestra infelicidad, aunque ciertamente, no debería ser así.

En la sociedad en que vivimos, se piensa de forma errónea que el trabajo es casi imprescindible para guiar nuestra vida, por lo que lo convertimos en esencial ante nosotros mismos y ante los demás, y esta creencia, hace que se convierta en una losa, que va presionando nuestra existencia cuando la perfección no nos acompaña en nuestro día a día.

Y es que la inmensa mayoría de nosotros, vivimos el trabajo como algo absolutamente necesario para subsistir, cuando deberíamos verlo como un medio para conseguir bienestar personal. El trabajo no nos da la felicidad absoluta, solo es un trabajo, la felicidad nos la aporta la familia, los amigos, la salud y las necesidades primarias cubiertas, que en el caso de Occidente no supone un gran problema.

Entonces ¿Por qué tenemos la tendencia a quejarnos siempre de todo?. Cuando preguntas a alguien como le va el trabajo, las respuestas más habituales suelen se: "Uff estresante, muy estresante", "Harto, estoy harto", "Amargado, no encuentro nada"; pocas veces escuchamos palabras como "Disfrutando cada día", "Muy bien, estoy encantada", "Aprendiendo mucho". 


Los que tienen trabajo no lo disfrutan y los que no lo tienen se angustian por no tenerlo

Cada vez, somos más conscientes de la relación que existe entre felicidad, emociones negativas, estrés y salud emocional. De hecho, muchos problemas de salud tienen algún tipo de relación con el estrés, producido habitualmente por el trabajo, y que técnicas como el MINDFULNESS, nos ayudan a controlarlo, pero...

¿Le damos demasiada importancia al trabajo?

Personalmente, soy de las que piensan que la felicidad solamente consiste en hacer en cada momento lo que realmente queremos hacer. Si de verdad estás dispuesto a disfrutar con lo que haces, siempre serás feliz con ello.

La V encuesta de Adecco sobre "La Felicidad en el trabajo", arroja datos realmente interesantes. Según ésta, seis de cada diez trabajadores prefieren un menor salario a cambio de una mayor felicidad laboral. Tan importante es sentirse bien en el trabajo, que el 62% de los españoles con empleo encuestados, estaba dispuesto a sacrificar sueldo por felicidad laboral, una marca tres puntos porcentuales superior a lo que indicaban un año atrás. Pero...

antesalarrhh
¿A nadie se le ha ocurrido pensar que la felicidad depende solo de nosotros mismos?

Si, se puede ser feliz en el trabajo, y en cualquier lugar, solo depende de nuestra actitud ante las circunstancias, el entorno en el que se desarrollan y las personas que nos rodean. La felicidad, estado de ánimo no permanente, está alimentada por nuestro subconsciente. Conseguir ser feliz, depende de la aceptación de que existen factores más influyentes que nuestra voluntad, modificando nuestra actitud hacia la vida. 

Admitir nuestros propios límites, facilitará la capacidad de no derrochar recursos en aquello que no depende de nosotros. Y si lo que te ocurre, es tan simple como que no te gusta tu trabajo, aprende a disfrutar de él, en mi post Como disfrutar de un trabajo que no te gusta, doy las claves. 

Un error que cometemos muy a menudo, y que nos aleja de la felicidad, es tratar de condicionar el entono a nuestros deseos particulares, es decir, proyectar nuestros antojos en el estado presente, que percibimos hostil, (no soportamos a nuestro compañero de trabajo, queremos trabajar en un lugar luminoso, cerca de casa, con el horario que yo quiera), cuando lo que realmente deberíamos hacer, es adaptarnos al medio en el que interactuamos con la mayor flexibilidad posible.

Cuanto antes nos involucremos en la aceptación de nuestra propia situación, mayor será nuestra recompensa, no olvidemos que un trabajador feliz muestra optimismo y es más resolutivo, y como decía Victor Pauchet " El trabajo más productivo sale de las manos de un hombre contento"

A veces nuestro propio bloqueo, hace que no seamos conscientes de como solucionar los problemas que nos llevan a la infelicidad en el trabajo, por lo que sería interesante centrarnos en las siguientes pautas para aumentar nuestros niveles de felicidad profesional:
  1. No te centres en lo negativo, dale la vuelta y piensa en los aspectos positivos de lo que haces y de lo que eres capaz de hacer, la repercusión que tiene para los demás y para tí mismo.
  2. Destierra pensamientos del estilo "si yo estuviera, si yo pudiera, si yo tuviera", vivir en la utopía nos impide buscar la solución a la realidad. Sé feliz hoy con lo que eres y lo que tienes y no desperdicies tu tiempo en pensar lo que podría ser.
  3. Estar todo el día trabajando con gesto serio y huraño y sin relacionarte con nadie, no solo no te ayuda, sino que te hunde más en tu propia infelicidad.
  4. Personaliza tu puesto de trabajo a tu gusto, (plantas, fotos) créate un entorno más amigable y armonioso.
  5. Practica la resiliencia y el autoconocimiento. Las personas que son autoconscientes de sus talentos, potencialidades y también de sus limitaciones y defectos, saben afrontar mejor los retos laborales.
  6. Comparte tus preocupaciones. Hablar de tus inquietudes con las personas adecuadas, te pueden hacer ver las cosas mucho menos dramáticas, incluso fácilmente solucionables.
  7. Vive cada minuto con positividad. Quien vive permanentemente en el pasado, difícilmente tendrá futuro. No pienses en lo que pasó, vive en la solución al ahora.
  8. Te cuesta lo mismo realizar tu trabajo con actitud negativa que positiva, pero si lo haces con alegría, disfrutarás más, se te pasará volando el tiempo y saldrás más satisfecho.
Pueden ser muy diversos los motivos por los que sientes que no eres feliz en el trabajo, pero la realidad demuestra, que en muchas ocasiones magnificamos las circunstancias, vemos la realidad más negativa de lo que realmente es, y no valoramos las relaciones con los demás por lo que nos aportan, sino por los aspectos negativos que vemos en ellos. 

Si que es cierto, que la empresa puede hacer mucho por mejorar la felicidad de sus empleados, pero nada de lo que puedan hacer será efectivo, si nosotros no estamos lo suficientemente receptivos y lo aceptamos con positividad y motivación.

La felicidad se contagia y la desdicha también, sobre todo en entornos de trabajo. Si derrochas negatividad, se reflejará en tu entorno, y tus compañeros de trabajo lo percibirán de forma directa y con poco agrado. Poco a poco te irás quedando solo, y el mayor perjudicado serás siempre tú.

No existe el trabajo perfecto, la vida perfecta o las relaciones perfectas. Precisamente por ello, cuanto antes seamos capaces de aceptar las circunstancias que nos rodean, mayor grado de felicidad obtendremos.

No podemos elegir nuestros vecinos, ni nuestra familia política, ni nuestros compañeros de trabajo, pero lo que sí podemos hacer, es sacar lo mejor de nosotros mismos, para buscar el óptimo escenario en el que desarrollemos nuestras actividades diarias.

  Gandhi decía : "Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho"

Si quieres ser más feliz, pon en funcionamiento tu adaptabilidad, tu positividad y tu resistencia a la frustración, créeme, NADIE TE AMARGARÁ EL DÍA DE TRABAJO

2 comentarios:

  1. ¡¡Totalmente de acuerdo!! Me encantan las pautas que has escrito y además las apoyo totalmente. Si miras todo con alegría, todo cambia y además será mucho más leve

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carura por tus comentarios. Feliz día

      Eliminar

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.